domingo, 7 de septiembre de 2014

La flor más bella de la primavera.

Esta es la historia de una flor, donde sus pétalos poseían el color más  brillante de la primavera, tenía una estilizada figura y una fragante esencia,  provocando así que todo aquel que pasara se detuviera a admirarla unos minutos, para luego continuar su camino.
Recuerdo que a mediados de la primavera un chico paso por aquel jardín donde se encontraba aquella flor y como todos, se detuvo a admirarla, pero él no se fue a los minutos, se quedó ahí, parado, perdiéndose en sus pétalos  y en su estilizada figura.
Así pasaron los días y los meses, él chico que pasaba horas admirándola comenzó a imaginar que se sentiría poseerla, que fuera solo suya, así que para finales de la primavera el chico solo podia pensar en que si sus raíces serian iguales de bellas y perfectas,  quería que su esencia,  sus pétalos y raíces fueran solo de él, mientras pensaba todo esto, arranco a aquella hermosa flor provocando su muerte, pero eso no le importo, la coloco entre las páginas de su libro favorito.
Sonriendo se alejó de aquel jardín, sabiendo que poseía a la flor más bella de la primavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario