jueves, 18 de septiembre de 2014

Él

El compraba todas las flores
para ella.

Gastaba toda su tinta
por las noches
para escribirle

No tenía ojos para ninguna
otra chica,
y  si le preguntabas
que era la perfección
el describía cada facción
de ella

Sonreía
cada vez que escuchaba
su nombre
y es que para él
no había chica
mas hermosa

Imaginaba la manera
en la que le iba a hacer el amor.

Quería recorrer
con su lengua
cada lunar,
cada centímetro de piel.

Pero ella, era un sueño lejano
ó
tal vez no.

Pero la vida
la había golpeado
tan tas veces que dejo de creer
en los cuentos,
y en las hadas madrinas
convirtiéndose así en bruja,
que cada noche
se perdía en los bares
y buscaba en diferentes camas
a un príncipe.

Pero ella solo tenia
que alzar la mirada
y ver al chico de ojos marrones.

Y quizás ella, 
no era para el
pero con solo verla,
llegaba a la máxima
expresión del vocablo.  






No hay comentarios:

Publicar un comentario