viernes, 19 de diciembre de 2014

2015 sin ti



No se cómo comenzar esto
ya han pasado
más de doscientos días
y tú partida aun me duele,
en las noches de insomnio
escucho tu risa
a lado mío
pero solo es el viento
en su afán de recordarte,
el viento susurra tu nombre
y mis ojos te lloran
que el frio de este diciembre
me hace necesitar tus caricias,
mientras que mis labios desean
el sabor de tu boca

Que este 2015 no estarás a mi lado
y el lado izquierdo de mi cama
extrañara tu cuerpo,
el café ahora estará frio
porque ya no están tus manos
para mantenerme caliente
y es que estas paredes
que antes llamaba hogar
me asfixian,
mientras que la soledad
toca a mi puerta
y la hago pasar
para que me haga compañía,
así que enciendo  un cigarrillo
dejo que la nicotina impregne mis pulmones
y entonces respirar no es tan complicado
porque desde que no estas
la monotonía ha consumido mis días
y mientras escribo esto
no sé si es de día o de noche
pero eso no importa porque
me repito que no volverás,
mi corazón se niega a aceptar
que desde ahora su única función
será bombear sangre.

Y cuando las doce campanadas suenen
comeré mis doce uvas
con el único deseo de olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario