domingo, 14 de febrero de 2016

7 de Octubre



Ha pasado un tiempo desde que escribí aquí,
me enamore de unos ojos marrones
que gritaban mentiras
de unos labios que comenzaron a envenenarme
y al final no existió un antídoto
que me salvara de lo que estaba sintiendo.

Le dedique más noches de las que se merecía
porque a pesar de todo lo seguía necesitando a mi lado
y es que a pesar de todo una pequeña parte de lo extrañaba.

Él se marchó sin mirar atrás
azoto la puerta y derrumbo todo a su paso,
las promesas fueron las primeras en caer,
y tus mentiras comenzaron apuñalar al corazón
hasta que una tormenta termino con lo que tenía(mos)

Aún recuerdo aquel 7 de Octubre
nuestro último abrazo,
la última vez que mi piel sintió el roce de sus dedos
y fue la primera vez que alguien jalo tan fuerte que termino llevándose todo.

Aun no tengo el valor de visitar los lugares donde un día existimos,
donde me mirabas y me decías lo mucho que me querías
aún hay noches en las que me pregunto si eso era verdad,
me he enterado que estas con alguien más,
alguien que te hace feliz
y llena ese vacío que yo nunca pude.


Supongo que este es el adiós definitivo,
que después de meses por fin me atrevo a solar tu recuerdo
aún le tengo miedo a las alturas,
pero desde que me soltaste he aprendido a disfrutar de la caída
y espero un día  mis alas
vuelvan
a
desplegarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario