Ir al contenido principal

No volveré a escribirte



Es de madrugada, hace tiempo que no escribo
y es que aún no sé cómo explicarle a mi corazón que te has marchado
que decidiste luchar por alguien más,
que apagaste la luz y no te importo que mis demonios salieran,
que ahora escucho a sabina sola,
quizás no deba decirle nada
una noche se cansara de buscarte,
entonces tendremos que aceptar que no volverás,
pero esta madrugada
coloco tus recuerdos del lado izquierdo de la cama
y me aferro a ellos.

Los recuerdos se apoderan de mis
y las lágrimas comienzan su recorrido
¿Cómo es que pasamos de las risas a las lágrimas?
¿Cuándo los silencios dejaron de decir todo?
¿En qué momento tus ojos dejaron de verme?
¿Cuándo dejamos de ser magia?
Pienso en los mil momentos que pasamos juntos
¿Alguna vez volviste a pensar en mí?
porque yo aún pienso en ti
y en que si alguna vez
nos volveremos a ver.

Perdona cariño,
no quería volver a escribiré
porque decías que no había necesidad de palabras
cuando estaba contigo pero ¿qué hago ahora que no estás?
si estas letras son mi único salvavidas
porque sé que ya no hay nada que pueda hacer
te has marchado
has cerrado la puerta
y has dejado la llave en casa,
también olvidaste  llevarte a  mi corazón
porque él no sabe cómo latir sin tus besos –Yo tampoco-

Hace tiempo que no escribía
porque sabía que terminaría
escribiéndote y la razón me ha dicho que hacerlo
solo me hace daño,
así que adiós, -sí, esta vez la que dice adiós soy yo-
no volveré a escribirte
hasta que dejes de doler.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DICEN

Dicen que todo cambia, que el tiempo es el encargado de curar todas las heridas una mañana me levante y aquel dolor en el pecho ya no estaba, ya no dolía ver el lado izquierdo de la cama vacío. el silencio, que tantas noches odie se convirtió un día en mi mejor compañía y tú cariño, ya no dolías. Dicen que después de una decepción jamás vuelves a querer de la misma manera, sin embargo aquella tarde en la iglesia de un pueblito te conocí y mi corazón se volvió acelerar, te bese y algo nuevo comenzó a crecer dentro de mí. dicen que cuando te enamoras de alguien haces locuras por estar a su lado, he viajado 6 horas en autobús para verte, poder besarte unas cuantas horas y regresar a casa como la mujer que rozado con sus labios el universo.
Dicen muchas cosas, todos hablan de lo que es el amor pero para mí lo nuestro es amor, porque no me importan los kilómetros que deba de recorrer si al final estas tú, ni las horas que me tome llegar a tu brazos, por qué tu eres mi hogar. si un dí…

Caída

Apareciste para llevarte todo el miedo, para protegerme con tus brazos de aquellos monstruos de debajo de la cama, para demostrarme que arriesgarse es la única manera de escribir historias.Entonces caí en tus besos, en tu manera de ver la vida, en tus abrazos, caí en tu vida y ahora estoy cayendo tan lento que comienzo a disfrutar del paisaje, de las risas, de los abrazos, de los besos, del amor que veo en tu mirada al decirme "Te amo". Todos hablan de lo dolorosa que puede ser la caída pero nadie habla del paisaje que hay en el trayecto. Así que cierro los ojos y comienzo está caída llamada amor.

Madrugadas de mierda.

Hay errores que dejan una cicatriz en nosotros,
recuerdo las tardes que pasábamos juntos en aquel parque, reíamos como si el mundo a nuestro al rededor no existiera,
tomabas mi mano y caminábamos por horas entre aquellas calles,
a tu lado me sentía segura y con la esperanza de que todo estaba mejorando.

Recuerdo la tarde en la que me invitaste a tu casa,
vimos la televisión por un momento pero empezamos una guerra de besos,
terminando con nuestros cuerpos sudados y tu encima de mi.

"¿Has escuchado esta canción?" Preguntaste mientras buscabas tu camisa,
negué y entonces tomaste tu guitarra y comenzaste a tocar aquella canción que desde ese día no he vuelto a escuchar.

"Estoy contento de tenerte cerca muy cerca de mi,
que me digas loco,
que me des de besos
y que te rías de mi"

Al terminar me miraste y me abrazaste,
nos quedamos unas horas en tu cama,
riendo,
besándonos,
fingiendo que esto nunca tendría un final.

Que inocentes era(mos)
el tiempo paso,
tu olvidaste mi…